Errados Testigos de Jehova

En este articulo vamos a hablar sobre la secta de los Testigos de Jehova. La razón por la cual la llamamos secta es por la forma en que ellos controlan y manipulan la vida de sus feligreses. En sociología las sectas se definen como grupos religiosos nuevos que se forman para protestar contra una religión o denominación posterior. Normalmente se centran en acusar a otros grupos religiosos como apóstatas o herejes. Siempre llaman a estar en contra de los libertinajes de otras religiones y siempre están en busca de la verdadera religión o comportamiento correcto… de manera bastante legalista. Cuando una secta disminuye en número de miembros, esta termina desapareciendo por completo; pero cuando la secta crece en número, se ven forzados a tomar características parecidas a otras denominaciones para poder mantener un orden político, administrativo y burocrático sin perder el control sobre la vida de sus miembros.

El Fundador de esta Secta

 

Tumba de Carlos Russell con símbolos masónicos.

En el caso de los Testigos de Jehova, esta secta nace con Carlos Russell en 1870 en Pennsylvania. Russell abandona la iglesia a la cual asistía porque no concebía la idea de la existencia del infierno, considerando esto como una contradicción a las Escrituras. Russell predijo el final de los tiempos para 1878, 1910, 1914 y 1915. Estas profecías no se cumplieron y hoy en día son ignoradas por sus miembros o re-interpretadas para poder explicar sus errores. En sus inicios, Carlos Russell empieza a tachar a todas las denominaciones cristianas como apóstatas, y proclama ser la única persona con «la verdad». Un pastor de la época (J.J.Ross) decidió publicar un panfleto exponiendo las falsas enseñanzas y doctrinas de Russell diciendo que Russell: «Nunca tuvo educación superior, no sabe nada de filosofía, no sabe nada de teología sistemática o teología histórica, y es completamente ignorante de los idiomas hebreo y griego de las escrituras, sus enseñanzas son anti-racionales, anti-científicas, anti-bíblicas y anti-cristianas». En un principio, a los seguidores de Russell se les conoce como «ruselitas», pero en 1931 la agrupación sufre una división y cambian el nombre a Testigos de Jehova. El otro grupo queda con el nombre de «Estudiantes de la Biblia».

En 1906, la esposa de Russell pide divorcio por conducta inapropiada de su esposo hacia otras mujeres, específicamente mujeres muy jóvenes. La Corte da la razón a su esposa, principalmente por el caso de abuso contra la señorita Ball. Se dice que Russell no podía estar cerca de una señorita «sin pellizcarla y, en más de una ocasión, había sido descubierto por su cónyuge en situación embarazosa». La Corte declara a Russell como una persona insultante, dominante y autoritario.

En 1913, Russell perdió una demanda que interpuso contra un periódico local, esto después de que el periódico publicara una noticia de que Russell estaba vendiendo trigo al exorbitante precio de $60 por bushel, alegando que era un trigo «milagroso».

 

Falsas Doctrinas de la Secta

 

Los seguidores de esta secta creen que Jesús es el arcángel Miguel, contradiciendo muchas de las características de Jesucristo en la Biblia. Ellos creen que la salvación es una combinación de fe, conducta y buenas obras contradiciendo lo que dice la Biblia Efesios 2:8.

Ellos creen que el Espíritu Santo es solo una fuerza activa, negando que sea parte de la tri-unidad de Dios. El rey David reconoció no poder huir del Espíritu de Dios (Salmo 139:7-8). En 1 Corintios 2:10-11, la Biblia dice que el Espíritu Santo conoce hasta lo más profundo de Dios. Estos y muchos pasajes demuestran que el Espíritu Santo no es una fuerza activa… una fuerza activa no puede interceder por nosotros, no puede conocer, no puede entristecerse (Efesios 4:30), no puede consolar ni convencer al mundo de pecado justicia y juicio (Juan 16). La razón que el Espíritu Santo puede hacer todo es porque es parte de la naturaleza de Dios.

Los Testigos piensan que solo 144.000 «ungidos» serán salvos, contradiciendo uno de los versículos mas famosos de la Biblia: Juan 3:16, el cual dice que TODO aquel que crea en Dios… sera salvo.

Carlos Russell

Los Testigos creen que la salvación es por obras. Esto porque para ellos es necesario asistir a su iglesia y ser parte de su religión para poder ser salvo. La Biblia nos enseña que la salvación no es por obras, sino por gracia, es decir; la salvación es un regalo de Dios a todo aquel que cree en Jesucristo. (Efesios 2:8, Juan 1:12).

Los Testigos no creen en el infierno y niegan que el alma pueda existir fuera del cuerpo… si esto fuera cierto, para que rayos necesitamos a los Testigos de Jehova y sus legalismos?  Esta creencia va en contra de todos los pasajes que hablan del infierno. (Mateo 25:41, Daniel 12:2, 2 Tesalonicenses 1:9, Apocalipsis 20:10).

El libro «Traducción del Nuevo Mundo» es la peor traducción de la Biblia que jamas ha existido (no estoy exagerando). Lo terrible del asunto es que no se sabe quien hizo la traducción y nunca van a publicar  los nombres de los responsables de este terrible insulto a las normas y reglas literarias, culturales y lingüísticas de la traducción bíblica. Reglas que hasta religiones desviadas como la Iglesia Católica todavía respetan. Hacer una lista de los errores en la Biblia de los Testigos es una tarea agobiante, irritante y extremadamente larga. Pero este articulo lo dejo hasta aquí.

Lo triste es ver personas pasarse a esta secta por razones tan superficiales como la forma en que siempre visten, que siempre están evangelizando (falsas doctrinas) o que ellos si «respetan a Dios» con sus legalismos. Oremos por ellos para que lleguen a la verdad.

 

Posted in: Blog, Destacados, Falsas Doctrinas

31 comments on “Errados Testigos de Jehova

  1. Saludos,

    1- ¿Es Dios una trinidad?

    Ningún pasaje de la Biblia presenta a Dios como si fuera parte de una trinidad. Observen lo que señalan estos versículos:

    “Jehová nuestro Dios es un solo Jehová.” (Deuteronomio 6:4.)

    “Tú, cuyo nombre es Jehová, tú solo eres el Altísimo sobre toda la tierra.” (Salmo 83:18.)

    “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.” (Juan 17:3.)

    “Dios es uno solo.” (Gálatas 3:20.)

    2- ¿Cómo se obtiene la salvación?

    Para obtener la salvación, debemos ejercer fe en Jesús y demostrarla obedeciendo sus mandatos (Hechos 4:10, 12; Romanos 10:9, 10; Hebreos 5:9).

    La Biblia dice que es necesario que la obediencia se traduzca en obras para probar que nuestra fe está viva (Santiago 2:24, 26). Sin embargo, eso no significa que nos ganemos la salvación. Esta es una “dádiva de Dios”, un regalo que nos hace por su “bondad inmerecida” o “gracia” (Efesios 2:8, 9, Reina-Valera).

    Es posible perder la salvación, al igual que una persona que se ha salvado de morir ahogada podría caer o saltar al agua nuevamente, quien ha sido salvado del pecado podría perder la salvación si no sigue demostrando su fe. Por esta razón, la Biblia exhorta a los cristianos que han recibido la salvación a que “luchen tenazmente por la fe” (Judas 3). También les aconseja que “sigan obrando su propia salvación con temor y temblor” (Filipenses 2:12).

    3- Los testigos de Jehová no creemos en el fuego del infierno. La Biblia dice “El alma que peca… ella misma morirá.” (Ezequiel 18:4.) Los muertos “no tienen conciencia de nada en absoluto” (Eclesiastés 9:5). Así que si el alma muere y los muertos están inconscientes, ¿cómo podrían sufrir “el fuego eterno” o la separación eterna de Dios?

    En la Biblia, los términos hebreo y griego que suelen traducirse “infierno” se refieren a un lugar simbólico, la “sepultura” de la humanidad. Por ejemplo, cuando Job padeció una dolorosa enfermedad, le oró a Dios: “Si al menos me ocultaras en el sepulcro” (Job 14:13, Nueva Versión Internacional). O como lo traduce La Sagrada Biblia, de Guillermo Jünemann, “en el infierno”. Job no quería estar en un sitio de tormento eterno alejado de Dios; solo quería descansar en la tumba.

    Esta definición del infierno no solo concuerda con las Escrituras, sino que también es más lógica. Al fin y al cabo, ¿qué horrible crimen podría cometer alguien para merecer que el Dios de amor lo torturara por los siglos de los siglos? (1 Juan 4:8.) Ahora bien, si el tormento del infierno es un mito, ¿qué hay del cielo?

    4- No solo 144 mil serán salvos. Millones de personas que vivieron en siglos pasados y de la actualidad tendrán una nueva oportunidad de alcanzar la salvación. La Biblia explica que en el nuevo mundo que Dios promete “va a haber resurrección así de justos como de injustos” (Hechos 24:15). Además, todavía hay mucha gente que puede empezar a servir a Dios y ganarse la salvación. De todos modos, no nos corresponde a nosotros decidir quién se salvará y quién no. La responsabilidad de juzgar a las personas está en manos de Jesucristo (Juan 5:22, 27).

  2. no hay que odiarlos sino amarlo ellos a su modo llevan las buenas nuevas cosa que es lo que deberíamos hacer nosotros. lamentablemente están errados en su doctrina yo estudie con ellos pero lo de la sangre,el arcángel miguel y el que no acepten la trinidad es lo que me alejo de ellos. me gusta el respeto que tienen por Jehova Dios pero no el que no le den gloria a nuestro Señor Jesucristo en fin son muchas cosas que no comparto con ellos pero no les odio al contrario les amo y se que están en error lo mismo que cristianos light o modernos que se dejan llevar por doctrinas de hombres según la ideología del pastor no la biblia asi que mejor seguimos estudiando leyendo investigando pero pidiendo al espíritu santo nos guie prque también hay muchos pastores cristanos que están en el error y llevan a otros a perdicion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *