Promesas de Dios

(Advertencia: este artículo contiene sarcasmo que puede ser no apto para todas las audiencias.)

En este artículo escribo sobre promesas que aparecen en la Biblia que usted probablemente no va a leer ni escuchar en:

  • Su devocional diario.
  • En las tarjetitas de promesas de Pechi.
  • El “evangelio” del positivismo (bendecido, prosperado y en victoria).
  • En el “evangelio” de la autoestima “espiritual”, de psicología adornada con versículos bíblicos.

Advertencia: Los siguientes versículos no son aptos para cristianos que tienen más de 10 años de ser cristianos pero todavía siguen leyendo libros como “Una Vida con Propósito”, o que todavía piensan que Dante Gebel es el mejor predicador que existe. Tampoco son aptos para pastores que quieren mantener una buena asistencia en su iglesia.

 

Promesas de Dios en la Biblia

1 Timoteo 3:12

Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.

Mateo 10:22

Seréis odiados por todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, este será salvo.

Mateo 5:11

Bienaventurados seréis cuando por mi causa os insulten, os persigan y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

Lucas 6:22

Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, os aparten de sí, os insulten y desechen vuestro nombre como malo por causa del Hijo del hombre.

Mateo 24:9

Entonces os entregarán a tribulación, os matarán y seréis odiados por todos por causa de mi nombre.

Mateo 16:24-25

Entonces Jesús dijo a sus discípulos:  –Si alguien quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame, porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

Lucas 18:24-25

Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo:  –¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios.

Lucas 21:9

Cuando oigáis de guerras y de revueltas, no os alarméis, porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente.

Lucas 21:16

Seréis entregados aun por vuestros padres, hermanos, parientes y amigos; y matarán a algunos de vosotros.

1 Timoteo 4:1

Pero el Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

1 Corintios 6:9-10

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

Gálatas 5:19-21

Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas. En cuanto a esto, os advierto, como ya os he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

 

Que estos versículos nos ayuden a reflexionar

Bendiciones !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.