Oración de la Sangre de Cristo

Podemos estar de acuerdo que todos en algún momento hemos orado mencionando la sangre de Cristo por alguna razón. En este articulo vamos a ver algunas de esas oraciones, y lo que la Biblia dice al respecto. Como siempre, partimos del hecho que la Biblia es nuestra fuente de autoridad para cualquier práctica cristiana, y si estamos en algún error, debemos ser corregidos por su Palabra.

Muchas personas dentro de la iglesia evangélica tienen la costumbre de orar por las personas y por las cosas “cubriéndolas con la sangre de Cristo”. Cubren la casa, cubren el carro, cubren el viaje, cubren los hijos, cubren todo.

¿Pero es esto una práctica correcta?

La palabra sangre aparece más de 300 veces en la Biblia, pero nos vamos a concentrar solamente en lo que la Biblia dice respecto a la sangre de Cristo.

Jesús es la primer persona en hablar al respecto, esto lo vemos en Mateo 26:27-28

Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: –Bebed de ella todos, porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para perdón de los pecados.

Podemos decir entonces que la sangre de Cristo es señal del nuevo pacto (dejando el antiguo pacto obsoleto) y esta es derramada para el perdón de pecados. 

Otro momento importante es cuando Jesús habla en Juan 6:53-56

Jesús les dijo: –De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del hombre y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final, porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él.

Aquí Jesús está hablando respecto al nuevo pacto (tomar el pan y el vino que representan su cuerpo y sangre). Ser participes de ese nuevo pacto significa que vamos a tener vida eterna, y vamos a permanecer en Él.

En Efesios 1:7 Pablo dice:

En él tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados  según las riquezas de su gracia.

En los tiempos bíblicos la palabra redención se usaba a la hora de liberar un esclavo. Hoy en día la palabra redención se usa cuando un juez decide redimir o perdonar un reo de alguna condena para que sea libre. Pablo utiliza la palabra redención para explicar que hemos sido hechos libres del pecado, eramos esclavos o estábamos atados al pecado, pero ahora hemos recibido la redención y el perdón de pecados.

Luego en Efesios 2:13 Pablo continúa diciendo que ahora hemos sido acercados a Dios por medio de su sangre. No eramos parte del pueblo de Dios, y ahora lo somos. También dice que el Padre ha reconciliado todas las cosas, haciendo la paz mediante la sangre de la cruz, por lo tanto toda la creación habita bajo su plenitud, la cual ha sido afectada por el pecado del ser humano, según 1 Corintios 1:20.

La sangre de Cristo también limpia nuestra conciencia de las obras muertas (Hebreos 9:14), por ella podemos entrar al lugar santísimo (Hebreos 10:19), por ella somos santificados (Hebreos 10:29, 13:12), por ellas somos hechos limpios (1 Pedro 1:2, 1 Juan 1:7), y nos lava de los pecados (Apocalipsis 1:5), y por medio de ella tenemos victoria sobre el enemigo (Apocalipsis 12:11).

En resumen, podemos decir que la sangre de Cristo no es usada para cubrir objetos o edificios, como la casa, el carro entre otras cosas. Pero cuando tiene que ver con nosotros, es principalmente relacionado al perdón de pecados, ser limpios de nuestra maldad, y obtener la vida eterna. Pero en ningún momento es usada para protegerse antes de salir a un viaje, durante un terremoto, ni antes de realizar a alguna actividad considerada peligrosa.

La Iglesia Católica

Pero entonces, ¿de dónde viene esa práctica?, en realidad es posible que venga de la Iglesia Católica, ya que la mayoría de evangélicos han salido del catolicismo, es muy probable que ésta práctica se haya pasado a la iglesia evangélica con el paso del tiempo.

La Iglesia Católica tiene lo que se llama la “oración a la sangre de Cristo” este es un rezo católico al que se le atribuyen muchos milagros, exorcismos, entre muchas otras cosas. Esto es lo que dice el rezo:

(Fuente: EWTN)

Señor Jesús, en tu nombre y con
el Poder de tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona, hechos o
acontecimientos a través de los cuales
el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos toda potestad destructora en
el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
de la naturaleza, en los abismos del infierno,
y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
rompemos toda interferencia y acción del maligno.
Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
acompañada de San Miguel, San Gabriel,
San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
(nombrar a cada una de ellas),
las personas que el Señor enviará a ella,
así como los alimentos y los bienes que
Él generosamente nos envía
para nuestro sustento.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos tierra, puertas, ventanas,
objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos los lugares en donde vamos
a estar este día, y las personas, empresas
o instituciones con quienes vamos a tratar
(nombrar a cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
los negocios de toda nuestra familia,
y los vehículos, las carreteras, los aires,
las vías y cualquier medio de transporte
que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
las mentes y los corazones de todos los habitantes
y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
hemos sido salvados y somos preservados
de todo lo malo.

 

El Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento el sumo sacerdote debía sacrificar un animal, y con la sangre debía rociar diferentes objetos, sin embargo, eso no era para proteger las cosas o las personas, sino que era simbólico de lo que iba a ser la sangre de Cristo, y vemos que el significado es el mismo, cuando hablamos de santidad, purificación de pecados, etc.

Éxodo 29:21 dice:

La sangre que quede sobre el altar, y el aceite de la unción, la rociarás sobre Aarón y sobre sus vestiduras, sobre sus hijos y sobre las vestiduras de éstos. Así él y sus hijos quedarán santificados, lo mismo que sus vestiduras y las vestiduras de sus hijos.

Levítico 5:9-10 dice:

y sobre la pared del altar rociará un poco de sangre de la ofrenda de expiación, y la sangre sobrante la exprimirá al pie del altar. Se trata de una ofrenda de expiación. Con la otra ave ofrecerá el holocausto acostumbrado. Así el sacerdote hará expiación por el pecado cometido, y el pecador será perdonado.

En conclusión, el uso de la sangre de Cristo tiene un propósito especifico, y usarlo de otra manera es caer en una especie de misticismo, donde haciendo una oración de manera incorrecta pensamos que todas nuestras cosas, pertenencias y seres queridos están protegidos.

Si vamos a pedir la protección de nuestras pertenencias materiales, y de nuestra familia, entonces simplemente pidamos dicha protección a Dios. Pero no usemos su sangre para lo que no es.

Bendiciones !

1 Juan 5:18

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios lo protege, y el maligno no lo toca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *