Falsa Teología de la Prosperidad

Si alguien enseña falsas doctrinas, apartándose de la sana enseñanza de nuestro Señor Jesucristo y de la doctrina que se ciñe a la verdadera religión, es un obstinado que nada entiende. Ese tal padece del afán enfermizo de provocar discusiones inútiles que generan envidias, discordias, insultos, suspicacias y altercados entre personas de mente depravada, carentes de la verdad. Éste es de los que piensan que la religión es un medio de obtener ganancias. Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero sólo si uno está satisfecho con lo que tiene. Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción. Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.

Confesión:

Esta bien, tengo que admitirlo, yo no escribí ese párrafo de arriba, en realidad es 1 Timoteo 6:3-10, Nueva Versión Internacional.  Sorprendido?

El evangelio de la prosperidad tiene que ver con Dios dando prosperidad económica a fieles que dan ciertas cantidades de dinero a ciertas iglesias especificas. Por alguna razón no se vale ofrendar a otros ministerios (Es como si ellos tuvieran una patente sobre las bendiciones económicas de Dios).

La doctrina de la prosperidad pone la esperanza de la gente en el dios del dinero, las deudas, las propiedades, el mejor carro, la mejor ropa, justificando todo esto solo porque somos hijos de Dios, pero la pregunta es, de cual dios estamos hablando?

El verdadero evangelio no es sobre prosperidad económica !

 

Las herejías se caracterizan por tomar versículos bíblicos y sacarlos de su contexto  para engañar, manipular y desviar a la gente de la sana doctrina. Les doy un ejemplo de manipulación de las escrituras:

Normalmente al orar por las ofrendas ellos piden a Dios que las multiplique al ciento, al sesenta y al treinta por uno (algunos ni recuerdan la numeración o el orden del mismo). Solo hay un pequeño problema con estas oraciones;  sucede que esa frase viene de un versículo que no tiene nada que ver con el dinero, estas son palabras de Jesús hablando de la semilla… la cual es la Palabra de Dios, no ofrendas. Puede leerlo por usted mismo en la parábola del sembrador. Marcos 4:1 y luego la explicación de Jesús sobre esa parábola en Marcos 4:13. La semilla y la multiplicación no tienen nada que ver con asuntos de dinero !!!

Ejemplo de Salomón

 

Otro ejemplo es cuando hablan de las riquezas de Salomón, y así alientan a las personas a que las riquezas son buenas porque Salomón tenia riquezas. Sin embargo se olvidan que Dios le dijo a Salomón: “pídeme lo que quieras y te lo daré” a lo cual Salomón pidió… sabiduría, no riquezas. Las riquezas vinieron como añadidura. Sin embargo estos falsos maestros hacen todo al revés cuando incitan a los fieles a pedir riquezas materiales en lugar de dar énfasis en buscar sabiduría de Dios, la cual irónicamente los puede sacar de esa doctrina.

Como saber si estamos en una iglesia de este tipo? Bueno, eso depende de cada cuanto se habla de dinero en su iglesia y cuanto tiempo pasan orando o motivando por las ofrendas. Esa seria una buena pista.

Me podrán acusar de querer crear división o controversia por hablar de esto, pero la verdad Pablo nos dijo en ese pasaje al inicio de este articulo, que ellos son los que se apartaron y se desviaron de la fe. Yo solo estoy aquí para exponer sus vergüenzas.

Hay mucho que decir de esta falsa doctrina, pero lo voy a dejar hasta aquí, porque creo que ellos van en vías de extinción.

Mateo 6:24
“Ninguno puede servir a dos señores, porque odiara al uno y amara al otro, o estimara al uno y menospreciara al otro. No podes servir a Dios y a las riquezas.”

9 comentarios

    1. e leido barios de sus temas y no encotrado lo que dises.estas seguro como en cual, no levantes falso testimonio si algo no te paresio simplemente desechalo

    1. Estoy de acuerdo Dios no necesita nuestro dinero Hechos 17:24,25 lo que Dios quiere de nosotros es lo que dice en Romanos 12: 1,2 eso es lo que EL pide de nosotros, que la paz de Dios este con ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *