¿Cómo ser Falso Profeta?

A continuación una guía de cómo ser un falso profeta. Este es un artículo sarcástico. Aclaramos que nosotros creemos en el don de profecía, pero no creemos en aquellos que se dicen ser «ministros y profetas» que manipulan las emociones de las personas en los escenarios de la iglesia.

Lleve todo a un clímax

No empiece gritando, hable suave sin ver a la gente. Poco a poco vaya subiendo el volumen con versículos que todos conocen para que nadie piense mucho el asunto, luego suba el tono hasta gritar constantemente por al menos 30 segundos (puede saltar un poquito) para luego callar y volver a hablar suave. Si no grita la predicación no tiene poder. Si tiene alguien que toque el piano durante toda la predica mejor.

Use vocabulario Reina-Valera

Siempre hable en vocabulario Reina Valera 1960, eso es mas efectivo e impresiona a la gente mucho. Reemplace las siguientes frases:

Por haber hecho eso… > Por cuanto esto hicisteis…

Hermanos, así dice el Señor… > Pueblo mio así te dice el Señor…

La Biblia dice… > Por cuanto esta escrito.

Sea ambiguo

Ser ambiguo lo puede librar de problemas. Use frases como: No sé que está pasando en este lugar, pero algo está sucediendo. Dios va a hacer algo grande esta noche. Anulamos todo diagnostico médico negativo. Cancelamos toda atadura del diablo. El poder de Dios te cubrirá milagrosamente. Profetice sanidad para todos los órganos del cuerpo (liste todos los que se acuerde), inicie por las células y tejidos, pero no mire a nadie específicamente.

Profetice positivismo

Profetice salud plena. Prosperidad. Todas las riquezas espirituales se van a materializar. Lo mejor está por venir. Desatamos las bendiciones retenidas y bloqueadas por el enemigo. Viene una gran cosecha. Te devolveré todo y siete veces más. Este es el año del Señor. Tu milagro va a llegar. Prepárate para lo que viene.

Usted es el jefe

Siempre inicie cada profecía dándole órdenes a Dios diciendo: Yo declaro. Yo proclamo. Profetizo y decreto. Hoy tomo autoridad. Cancelo toda obra negativa.

Haga que la gente se mueva.

Motive a la gente a dar gritos, póngalos a machacar el diablo con los pies. Grítalo si tienes fe. Haga que todos se tomen de la mano antes de lanzar la palabra profética. Levante sus manos y reciba la bendición del cielo. Dígale al diablo que eres hijo del Rey.

Describa el mundo espiritual

Cuando hable específicamente del mundo espiritual, use frases que no aparecen en la Biblia como: las esferas espirituales, los mantos de poder, la nueva dimensión espiritual.

Rellene los espacios vacíos

Si se le acaban las ideas, puede ser espontáneo y hablar en lenguas un rato mientras mira sus notas un segundo. O puede hablar en lenguas para cambiar el tema.

Asuste a la gente un poquito

Diga repetidamente que el enemigo se ha levantado, se ha enojado, se ha levantado contra ti, quiere destruirte, quiere anularte, quiere humillarte. Luego haga que la gente le hable al diablo otra vez recordándole que son hijos del Rey.

Acuérdese de su staff

Siempre saque algún momento para dar palabra profética al staff de la Iglesia. Al director de alabanza (El salmista), a los músicos (los levitas), al pastor invitado, etc. Ellos nunca lo van a decepcionar porque no quieren aparentar ser fríos y le van a seguir la corriente. Si no lloran o brincan o se tiran al suelo pueden perder su puesto en el ministerio. Pero nunca lo haga con los sonidistas, ellos están cansados, son introvertidos, son muy incrédulos y casi nadie quiere ese trabajo, por tanto usted los va a necesitar el próximo domingo. Créame, yo fui sonidista, yo sé lo que estoy diciendo.

Memorice versículos

Es importante usar los mismos versículos una y otra vez. Todos los falsos profetas lo hacen, hágalo usted también. No mencione el capitulo y versículo. (Eso puede motivar a la gente a leer la Biblia y se van a dar cuenta que está usándolos fuera de contexto).

Abajo los versículos, (obviamente no agrego la cita bíblica porque no soy novato). No tiene que usar mucho la Biblia, por eso unos pocos ejemplos:

  • Porque ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio.
  • Los cielos proclaman la gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos.
  • Por cuanto llevarás fruto al 30, al 60 y 100 por uno
  • Por cuanto las puertas del infierno no prevalecerán.

La culpa no es suya

Si usted ha dado una profecía, y la gente le reclama que no se cumplió, recuérdele a la gente que depende de ellos obedecer a la palabra profética. Si no obedecen entonces la palabra no se cumple. La culpa es de ellos.

Para reflexionar

¿Ha visto usted a personas repitiendo estas practicas? ¿Se ha visto usted haciendo lo mismo? ¿Puede identificar estas prácticas como un patrón entre la élite de muchas iglesias enfocadas a la teología de la prosperidad e iglesias con énfasis a los milagros y espectáculos?

Los falsos profetas son típicamente personas narcisistas, por lo tanto abundan en televisión, estadios, Youtube y cualquier otro medio que promueva su fama. La gente asume que fama es igual a unción de Dios.

Sabemos que la lucha espiritual es real, que la oración es una herramienta poderosa y que Dios realmente nos ama y cuida de nosotros. Pero no podemos seguir aceptando la manipulación mediática de muchos pastores hoy en día.

El fin de este artículo es poder identificar comportamientos que contradicen al cristianismo que Jesucristo practicó y enseñó.

Porque todo el que se enaltece, será humillado;

y el que se humilla, será enaltecido

Lucas 14:11 (RVC)

4 comments on “¿Cómo ser Falso Profeta?

  1. Dios te bendiga hermano. En 2 Timoteo 3:2-4 podemos ver que Pablo inspirado por el Espiritu se enfoca mas en el carácter que en la forma de predicar. Conozco personas con algunas pocas características descritas en tu escrito y eso no lo hace un falso profeta ni un falso hermano de la fe.

    Y también podemos ver personas que no hacen nada de esto que describes aquí y son falsos maestros, pueden predicar sermones muy elocuentes y teológicamente correctos. Pero en su corazón buscan lo suyo y no lo de Cristo, están buscando fama, reconocimiento, elogios, posición, admiración; haciéndose de si mismo un dios dentro de una congregación y fomentando la idolatría a la personalidad y al conocimiento (discretamente), todo bajo una forma aparentemente correcta y con apariencia de piedad. Pero Dios es el que pesa los corazones.

    Mi punto es: Mas que la forma de dar un predicación es lo que hay en el corazón de la persona. Que es lo que lo motiva. En su testimonio, como vive el día a día después de dar esa enseñanza. Como trata a su familia, como trata a su esposa, como trata a sus hijos. Allí se ve si es un falso maestro o no, si es un hipócrita o no. Dios siga teniendo misericordia de nosotros.

    Dios te bendiga hermano.

  2. Ultimamente ha surgido una presuncion de saber como es que debe ser predicado y practicado el evangelio. En ese afan se ataca a granel a los movimientos carismaticos. Este articulo se pasa un poco de la critica y se va a lo burlesco. No estoy defendiendo a lo que se atreve a criticar, pero no creo que se halla hecho una consulto al autor de este evangelio.

    1. Hola Carlos, la presunción esta en la Palabra de Dios, y el estilo de Jesús, el Hijo de Dios. Hemos especificado que este articulo es para exponer la teología de prosperidad y teología del positivismo. No es un articulo para atacar a los movimientos carismáticos en general. También hemos especificado que es un articulo basado en el estilo literario del sarcasmo, el cual es una manera usada por cientos de años para exponer a los que han caído en corrupción. Bendiciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.